Qué es hosting y dominio

Cuando se habla de servicios y tecnologías de internet, entre muchos protocolos, lenguajes y diferentes plataformas que hacen funcionar el ciberespacio, siempre se hace mención al alojamiento y dominio. Pero, ¿qué es hosting y dominio concretamente y por qué parecen ser tan importantes?

Abordemos a continuación en detalle los conceptos, usos y tipos de hosting y dominio y su relación, como tecnologías absolutamente necesarias para que los sitios web, aplicaciones y portales online funcionen como los conocemos.

Sin ellos, básicamente una página web no tendría de donde sacar sus recursos y tampoco podría ser localizada y encontrada por un usuario o un buscador.

Sin más preámbulo, vamos con ello.

¿Qué es el hosting?

Específicamente, el hosting o alojamiento web es el servicio que hace referencia al almacenamiento en servidores que requieren las plataformas web para funcionar, como gran ejemplo las páginas y sitios que visitamos cada día.

Para entenderlo mejor, pensemos en que para que cada sitio web funcione el mismo debe contar con un conjunto de recursos: multimedia como imágenes y videos, texto, contenido, arquitectura, lenguaje, protocolos, en otros.

Dichos recursos se almacenan en servidores especializados, los cuales están disponibles y funcionando permanentemente. Cuando un usuario quiere acceder al sitio, se hace la conexión con el servidor y la información llega a su dispositivo a través del navegador.

Por lo tanto, sin el hosting o alojamiento sería imposible que un sitio web esté disponible para acceso y se muestre al usuario, ya que: ¿Dónde estarían guardados los recursos que le permiten funcionar?

Con el hosting, se guardan de manera segura los datos e información de un sitio, página web, blog o aplicación u otra plataforma en línea. Es de obligatorio uso como servicio con el cual contar a la hora de lanzar un portal en internet, por lo que buscar un buen proveedor será primordial.

Cómo funciona el hosting

El hosting o alojamiento funciona a través de servidores, como computadoras especializadas con gran poder de procesamiento, almacenamiento y de conexión de datos que permiten a los sitios funcionar correctamente.

Para ello, los servidores que alojan las plataformas proveen de:

  • Espacio en disco: se provee de un espacio en disco que servirá para alojar el sitio. Usualmente, el espacio es limitado en la mayoría de tipos de alojamiento que se contraten, excepto el hosting dedicado donde la empresa, organización o individuo tiene sus servidores propios o alquila uno.

Los datos se almacenan o en unidos de disco duro más lento pero más económicos, o en unidades de estado sólido o SSD más rápido pero en planos más costosos.

 

  • Recursos de cómputo: para que los usuarios puedan acceder un sitio y que tenga buen rendimiento, el servidor que lo aloja debe proveer requerimientos de cómputo acordes.

 

En este sentido, la rapidez y cantidad de RAM disponible y capacidad de CPU y su velocidad de reloj y acceso a núcleos e hilos de procesamiento es vital.

 

Los servicios de hosting de pago suelen proveer buen rendimiento gracias a recursos computacionales acordes.

 

  • Ancho de banda y protocoles de conexión: el servidor permite no solo contar con los datos del sitio y los recursos de cómputo para que funcione, sino también provee el ancho de banda y tecnologías de conexión y acceso.

 

En algunos casos, proveedores de alojamiento económicos limitan el ancho de banda o cantidad de datos que procesa un sitio web, no siendo lo más recomendable.

 

  • Seguridad: los servidores de hosting, particularmente los de pago proveen seguridad como certificado SSL, antivirus y cortafuegos. Los sitios alojados sin soluciones de seguridad son más propensos a sufrir ataques informáticos y accesos no autorizados.

Tipos de hosting más frecuentes

No existe un solo tipo de hosting. De hecho, con diferentes precios y características, se pueden contratar diferentes planes de alojamiento de acuerdo a los requerimientos y presupuestos que se tengan.

Los tipos de hosting más frecuentes son:

  • Hosting gratuito: el alojamiento gratuito no tiene costo. Sin embargo, es limitado en cuanto a recursos, incluye publicidad la mayoría de veces, no tiene seguridad y solo se recomienda para sitios que inician y que no tienen presupuesto.
  • Hosting compartido: es el tipo de alojamiento donde un servidor reparte sus recursos entre varios sitios. Por esa razón, es mucho más económico que un hosting individual o dedicado, pero puede haber limitaciones en procesamiento o quedar muy corto para sitios grandes.
  • VPS: VPS hace referencia a servidor privado virtual. Es un tipo de hosting donde en un servidor se hacen particiones virtuales para repartir los recursos de manera ordenada. Es económico y útil para sitios pequeños y medianos.
  • Alojamiento dedicado: el alojamiento dedicado es aquel donde una empresa alquila un servidor o compra uno propio para sus plataformas web. Es el tipo de hosting más costoso.

 

Qué es un dominio  

Junto al hosting, el dominio es otra tecnología esencial para los sitios web. Concretamente, el dominio hace referencia al nombre que tiene un portal web. Es decir, aquel que se escribe como dirección URL en los navegadores para acceder.

Un ejemplo sería: www.tunegocio.com, que al escribirse llevaría al sitio web de la empresa, organización o individuo al que le pertenece.

Es fácil de entender, pero, ¿qué hace necesario al dominio? Aquí es donde viene el meollo del asunto. El dominio es la manera sencilla en que los seres humanos podemos recordar un sitio web y acceder, a través de un nombre con caracteres alfanuméricos.

Y es que, cada entrada y sitio del servidor tiene su dirección IP propia como protocolo de acceso a internet. De acuerdo al tipo, una IPv6 o IPv4 luce como algo así: 200:1b6O:9989:a2b2 como ejemplo.

Acceder a ese sitio de manera manual sería un dolor de cabeza, pero es la dirección IP del portal y se podría acceder. Sin embargo, para que se haga mucho más sencillo, el dominio permite traducir el IP de caracteres aleatorios difícil de memorizar en un nombre mucho más utilizable.

Relación entre hosting y dominio

Usualmente, se hace la pregunta sobre qué es hosting y dominio de manera unida. Esto es porque las dos tecnologías están relacionadas y son necesarias para que un sitio web funcione.

Mientras el hosting aloja los servicios y recursos del portal en un servidor para que pueda ser accedido y visitado en línea, el dominio permite direccionar a los usuarios y buscadores hacia el sitio web de manera más fácil.

De la misma manera, el dominio de un sitio web debe estar correctamente registrado y alojado para que se pueda utilizar. Muchos proveedores de alojamiento en línea facilitan el hosting del sitio web y de su dominio, mientras que otros no y por eso debe contratarse por separado.

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *